Mayor Kalea, 19 20003 Donostia San Sebastián - Guipúzcoa

Actualidad

07/05/2015

Un dulce para terminar una buena comida

Un dulce para terminar una buena comida

Un restaurante típico en Donosti siempre es una buena opción para disfrutar de una comida de calidad. La gastronomía vasca se distingue por ser una de las mejores del mundo. Es una de las más conocidas y más premiadas, tanto nacional como internacionalmente. La fama de sus platos la han convertido en todo un referente gastronómico, pero muchas veces ha enviado a un segundo plano a sus postres. Tan deliciosos y elaborados como cualquiera de los grandes platos que puedes encontrar en un buen restaurante vasco.

La realidad es que a cualquiera que le digas que vas a ir a comer o cenar a un restaurante típico en Donosti, te hablará de su bacalao al pil pil, de sus kokotxas, de las deliciosas alubias de Tolosa, de que no puedes perderte el marmitako, la merluza a la vasca o unos buenos pinchos.  Sin embargo, puede que se deje una de las partes más importantes de cualquier comida: el postre.

Por eso, creemos que es imprescindible que hablemos de la pantxineta, el pastel vasco o la cuajada, entre otros muchos. La cuajada, pese a ser un plato muy sencillo es uno de los más deliciosos. Con tan sólo leche de oveja cuajada y un chorro de miel, se elabora uno de los postres de mayor tradición en el País Vasco. La pantxineta requiere mucha más elaboración, pues es un hojaldre relleno de crema pastelera y con una pizca de almendra. 

Si quieres degustar este rico postre junto a los mejores platos de la cocina vasca, no dudes en venir a Casa Alcalde.